Sede Instituto Obra Social

Se mantiene una crujía completa ordenada en la dirección de la calle Serranos. El resto del edificio se organiza según la geometría de la parcela. Esta crujía se proyecta además diáfana en todas las plantas, de manera que albergue los usos más representativos del programa.

La principal condición de la fachada es la de configurar el plano de cierre del espacio urbano al que recae. El proyecto responde a esta cuestión, desde presupuestos de arquitectura actual, eliminando cualquier elemento innecesario y proponiendo la abstracción formal de todas las soluciones constructivas necesarias para su materialización.

Se propone una composición en tres cuerpos, diferenciando levemente el basamento por el material, y el remate por la menor altura libre de la última planta y la no existencia de voladizos. En los huecos de planta baja se respetan las dimensiones de los huecos de las plantas superiores, salvo en el acceso, que se señala particularmente por su dimensión como hueco de entrada.