Viviendas protegidas IVVSA Sant Joan

La respuesta del proyecto aúna los requerimientos del entorno y de la geometría de la parcela, proponiendo la creación de un espacio interior controlado por la propia edificación, arbolado, al que puedan obtener las vistas principales una parte de las viviendas.

- El bloque de fachada se levanta sobre el suelo, configurando un porche que abre la conexión entre el espacio interior y la vía pública. Los tipos de vivienda elegidos para este bloque son pasantes y servidos dos a dos por escalera y ascensor.

- En el bloque situado al fondo, se opta por viviendas servidas por corredor, obteniendo vistas sobre el espacio común y cerrando la perspectiva del bloque preexistente trasero. El bloque incluye además en este caso viviendas en planta baja, en las que se garantiza la privacidad respecto del espacio común, utilizando distintas soluciones arquitectónicas.