Ciutat de la Pilota

Desde siempre el "joc de la pilota" se ha jugado en las calles de nuestros pueblos y ciudades. La calle ha sido el campo de juego "reglamentario".

Organizamos una Ciutat en la que las calles y la plaza, espacios al aire libre, inequívocamente urbanos, son los generadores de la idea. Desde los espacios urbanos visualizamos todos los juegos de pilota que se proponen en el programa. En ellos también se juega.

La topografía permite el acceso directo a dos niveles:

El plano inferior, se dedica a la práctica del deporte; contiene las pistas deportivas y los espacios auxiliares al deportista, todos ellos resueltos con iluminación y ventilación natural.

El plano superior es el destinado a los espectadores. Desde la calle de acceso se disfruta ya del espectáculo del juego, y desde ella bajamos a las gradas. Nada impide la visión. El único límite son las paredes del juego.

La estructura en contacto con el terreno se resuelve con unos muros de hormigón armado blanco. La estructura de la cubierta, con vigas metálicas de hasta 55,00m. de luz. El vidrio templado tiene un papel protagonista en la definición de los espacios del juego.