Viviendas unifamiliares adosadas

Sobre el solar se proyectan dos bloques de viviendas unifamiliares adosadas y una zona común. Los bloques se disponen paralelos a las calles y orientando hacia éstas las terrazas, los patios y los espacios principales. Uno de los bloques se retira hacia el interior de la parcela, liberando una parte del solar en la que se ubica la piscina y una zona ajardinada. Cada vivienda dispone de un patio exterior de uso privado situado en la parte delantera de la vivienda y un segundo patio, de menores dimensiones, de servicio, situado en la parte trasera de la vivienda.